KILI KILI PUNK

Ya ha llegado la hora, se abre el telón, luces preparadas, la obra “Desmontando a Drácula” está a punto de comenzar pero… ¡Oh! ¡Sorpresa! El elenco ha desaparecido, la escenografía se ha esfumado y el vestuario se ha evaporado. ¿Qué hará entonces el director ante semejante desastre? ¿Rendirse? ¡Eso nunca! Con mucha imaginación y la ayuda de un personaje inesperado, nuestro intrépido director nos contará la historia del vampiro chupasangre más famoso como nunca antes la han contado porque, aunque el cielo caiga sobre nuestras cabezas,  el show siempre debe continuar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *